Fluidez cognitiva

Publicado el 8 de febrero de 2019 por Sergio Monge

Cognitive Fluency

La fluidez cognitiva (“cognitive fluency“, “processing fluency” o simplemente “fluency“) es la facilidad con la que la información es procesada. A veces se habla de la fluidez a nivel perceptual (“perceptual fluency”) como la facilidad de procesar estímulos basandose en manipulaciones de la calidad perceptual o de la fluidez de rescate de los recuerdos (“retrieval flluency“) como la facilidad con la que  puede recuperar la información de la memoria.

Jon Maeda hizo de la simplicidad su armadura y no pocos artistas han abogado por eliminar todo lo superflue de sus diseños. No te van a faltar ejemplos de defensores de esta facilidad de comprensión, ya sea para diseñar páginas web que funcionan mejor que sus contrapartidas más barrocas como para diseñar una nueva marca.

La fluidez cogintiva se ha relacionado con teorías clásicas de persuasión, como puede ser la teoría de la mera exposción. Según esta teoría, la exposición repetida a un estímulo previamente neutral hace que dicho estímulo se vuelva positivo para el receptor. Uno de los efectos que se produce con la repetición, es que ese objeto neutral es cada vez más familiar, más conocido y, sobre todo, más fácil de procesar. La fluidez, puede estár detrás de este fenómeno, puesto que favoreceríamos instintivamente los elementos más sencillos de procesar.

La neurociencia se  ha utilizado también para explorar este fenómeno mediante las latencias a ERP (“Event-Related Potential“). La señal P300, por ejemplo, se cree que refleja el momento en el que el cerebro comprende un estímulo inesperado y/o cognitivamente saliente. Numerosos estudios de neuromarketing han aprovechado lo que se conoce sobre la señal para guíar la extensión de una marca a un nuevo mercado, la evaluación de distintas marcas de bebidas,  estudiar como decidimos en relación a sistemas de reciclado, o la evaluación de productos online, por poner algunos ejemplos.

La fluidez es un concepto que tenemos que tener en cuenta cuando diseñemos cualquier pieza comunicativa. Quizá la neurociencia nos acerca a la medición objetiva de este concepto que de otra manera se queda en la evaluación subjetiva del creativo o del artísta.

Etiquetas: , , ,

¡Publica un comentario! Es muy fácil.